Árboles

Aunque parezca imposible, la técnica Wingssprayer también se puede utilizar en los árboles. Mientras el árbol sea pequeño y esté plantado densamente, se puede pulverizar muy bien desde arriba. Árboles, arbustos, todo tipo de bojes y tejos, rosas, abetos y plantas florales se pueden rociar en el primer campo de cultivo con el Wingssprayer. Esta técnica se puede aplicar hasta cultivos de dos metros de altura.

La técnica Wingssprayer hace posible que el producto llegue tanto a cultivos bajos y densos como a cultivos altos. Las plantas se abren directamente en forma de V con lo que se llega a lugares difíciles fuera del alcance de la pulverizadora manual.

La técnica Wingssprayer es mucho más eficaz que el método tradicional, también para el cultivo de árboles, sauces y caña, ya que penetra a la parte inferior del tronco que es donde los hongos suelen infectar el cultivo.